Legisladores de EEUU dan paso adelante para poner fin formalmente a la guerra en Irak

VOA-

Las autorizaciones presidenciales para declarar la guerra podrían estar viendo sus días finales en Estados Unidos. Un proyecto de ley bipartidista toma fuerza en Washington para eliminarlas y hacer pasar por el Congreso cualquier decisión relativa a una declaración de guerra.

Legisladores de Estados Unidos darán un paso importante esta semana hacia la derogación de una autorización sobre los poderes presidenciales en caso de guerra que data de hace décadas, lo que es también es una iniciativa que busca reafirmar la autoridad del Congreso que está ganando apoyos con el paso de las semanas.

«Tanto los demócratas como los republicanos han llegado a la misma conclusión: necesitamos dejar la guerra de Irak detrás, de una vez por todas. Y hacer eso significa que debemos, para empezar, extinguir la autoridad legal que inició la guerra», dijo el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer en el pleno del Senado la semana pasada, elogiando el esfuerzo bipartidista.

Los legisladores han realizado varios intentos en los últimos años para derogar las Autorizaciones para el Uso de la Fuerza Militar (AUMF, por sus siglas en inglés) de 2001 y 2002, que se aprobaron a raíz de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, otorgando a los presidentes de EEUU amplios poderes para realizar operaciones militares sin el corsé constitucional que supone la aprobación del Congreso.

Hasta la fecha, todos los intentos han fracasado en medio de críticas de que derogar esas autorizaciones pondría en peligro la seguridad nacional de EEUU y de las fuerzas estadounidenses en el exterior.

Además de derogar la AUMF que autorizó la guerra en Irak en 2003, la legislación que se está considerando esta semana en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado también derogaría la AUMF de 1991 que autorizó al presidente George H. W. Bush a enviar fuerzas a Irak.

El senador Todd Young, republicano por Indiana, asiste a un evento en Gary, Indiana, el 20 de octubre de 2022.
El senador Todd Young, republicano por Indiana, asiste a un evento en Gary, Indiana, el 20 de octubre de 2022.

«Irak es un socio estratégico de Estados Unidos para promover la seguridad y la estabilidad de Medio Oriente. Lamentablemente, de acuerdo con estas leyes que todavía están vigentes, Irak sigue siendo técnicamente un enemigo de Estados Unidos», dijo en un comunicado el senador republicano Todd Young, copatrocinador de la legislación. «Esta inconsistencia e inexactitud deben corregirse. El Congreso debe hacer su trabajo y tomar en serio la decisión no solo de comprometer a Estados Unidos en la guerra, sino de decir afirmativamente que ya no estamos en guerra».

Presidentes de ambos partidos han usado la AUMF de 2002 como justificación para acciones militares mucho más allá del alcance de su propósito original. En 2014, el presidente demócrata Barack Obama usó la autorización para justificar ataques aéreos sin la aprobación del Congreso contra militantes del Estado Islámico en Irak y Siria. El presidente republicano Donald Trump usó esa misma AUMF en 2020 para autorizar el ataque aéreo que mató al general iraní Qasem Soleimani en Irak.

El Congreso quiere tomar las riendas

Una amplia gama de legisladores estadounidenses ahora apoya la propuesta, argumentando que el Capitolio ha descuidado sus responsabilidades constitucionales durante varias décadas.

La última vez que el Congreso usó formalmente sus poderes para declarar la guerra fue en 1942, contra Rumania, Bulgaria y Hungría. Desde entonces, ha otorgado a los presidentes de EEUU una autoridad más amplia para llevar a cabo operaciones militares.

El senador Tim Kaine, demócrata por Virginia (centro) habla con los reporteros en una sesión en el Capitolio.
El senador Tim Kaine, demócrata por Virginia (centro) habla con los reporteros en una sesión en el Capitolio.

“El Congreso es responsable tanto de declarar guerras como de ponerles fin porque decisiones tan importantes como si enviar o no a nuestras tropas al peligro exigen una cuidadosa deliberación y consenso”, dijo el senador demócrata Tim Kaine, otro copatrocinador de la legislación. «Las AUMF de 1991 y 2002 ya no son necesarias, no tienen ningún propósito operativo y corren el riesgo de un posible uso indebido».

Después de que el comité apruebe la legislación, se someterá a una votación en pleno en el Senado de mayoría demócrata. Se espera que tenga suficiente apoyo republicano para superar un obstruccionismo.

Las posibilidades de una derogación en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, de mayoría republicana, son mucho más reducidas. El presidente de la Cámara, Kevin McCarthy, ha dicho que permitirá un proceso de enmienda abierto, lo que significa que cualquier derogación aprobada por el Senado probablemente se agregará a la Autorización de Defensa Nacional anual para su consideración a finales de este año.

La Cámara de Representantes de mayoría demócrata derogó la AUMF de 2002 con una votación de 268 a 161 en junio de 2021, pero no logró ser aprobada por el Senado. La AUMF de 2001 que autorizó la guerra de EEUU en Afganistán también sigue siendo ley, a pesar de los intentos anteriores de derogarla.

Please follow and like us:

Damilka Monegro