Hasta octubre podrá usar la licencia de Puerto Rico para viajar a EE.UU.

Por Leysa Caro González
ELNUEVODIA.COM – –
Cualquier extensión futura está sujeta a los pasos que dé el gobierno para cumplir con la Ley Real ID

PR – La licencia de conducir seguirá siendo válida para hacer vuelos domésticos hasta el próximo 10 de octubre, luego que el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS en inglés) le concediera al Gobierno de Puerto Rico una extensión para cumplir con los requisitos de la Ley Real ID de 2005.

Hasta esta fecha las agencias federales -incluyendo la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA)- considerarán válida la licencia de conducir de Puerto Rico para viajar y otros trámites oficiales.

Cualquier otra extensión estará condicionada a los pasos que haya ejecutado el gobierno estatal para cumplir con el estatuto.

La Ley Real ID pretende crear identificaciones seguras y uniformes, más difíciles de falsificar, y evitar el robo de identidad.

“El Departamento reconoce los esfuerzos del Gobierno de Puerto Rico por aumentar los parámetros de seguridad de la licencia de conducir y tarjetas de identificación, por lo que ha concedido una extensión basada en la información provista”, estipula la comunicación oficial enviada a Miguel Torres, secretario de Transportación y Obras Públicas (DTOP).

La carta del DHS enviada a Torres el 5 de enero, está firmada por Alan D. Bersin, asistente del secretario para Asuntos Internacionales, y Philip A. McNamara, asistente del secretario para Asuntos Intergubernamentales.

Un boletín de la misma agencia federal -emitido el pasado 29 de diciembre- creó confusión porque señalaba que la licencia de conducir no sería aceptada como una identificación válida a partir del 10 de enero de 2016.

La fecha, sin embargo, correspondía al día límite que tenía el Estado para suministrar los datos sobre el estatus actual de la integración de la tecnología.

Esta disposición es para la entrada a bases militares, instalaciones federales y estaciones nucleares, explicó Amanda DeGroff, de la oficina de asuntos públicos de DHS.

Para cumplir con las disposiciones, la licencia de manejar tiene que experimentar unos cambios los cuales permitirán que el documento se ajuste a los estándares establecidos por el DHS; los cambios iniciarán durante el primer trimestre del 2016, dijo Torres.

Según informes de prensa, en el 2012 el Gobierno, bajo la administración de Luis G. Fortuño, inició el proyecto de la nueva licencia para cumplir con la Ley Real ID.

El entonces secretario del DTOP, Rubén Hernández Gregorat, explicó que la tarjeta sería color violeta claro con el palacio de Santa Catalina de fondo, según ejemplos que les proveyó DHS y del mismo color que la que usan en el estado de Virginia.

También contaba con la frase “Puerto Rico, USA” y una estrella dorada, requisitos del DHS.

En una nota de El Nuevo Día publicada el mismo año, Hernández Gregorat informaba que había hecho las recomendaciones para que la administración de Alejandro García Padilla entrara en la última fase de cumplimiento.

No hay excusas.

En la misiva, se le advierte al Gobierno que de solicitar futuras extensiones, debe proporcionales al DHS información sobre el progreso para el cumplimiento de cualquier requisito pendiente, razones por las que no ha establecido los estándares y para cuándo anticipan lograr la finalización de la misma.

La aprobación de cualquier extensión quedará a discreción del Secretario del Departamento de Seguridad Nacional.

Sin embargo, no son una opción al cumplimiento de La Ley Real ID.

“Tienen la intención de proveer tiempo adicional a las jurisdicciones con requisitos excepcionales. La falta de documentos para satisfacer cualquier requisito puede afectar extensiones futuras”, lee la comunicación.