El alarmante informe científico sobre el cambio climático en Australia

RFI – Raphael Morán

Los fenómenos climáticos extremos que azotaron Australia en años recientes – incendios, sequía, tormentas e inundaciones- debidos al calentamiento global ocurren a un ritmo en aumento indica un informe del gobierno australiano. El ecosistema marino también se ve afectado por el incremento de la temperatura del agua, otro efecto del exceso de emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global.

En un informe de 27 páginas, el gobierno de Australia evalúa los alarmantes daños al medioambiente debido al calentamiento global. El aumento de las temperaturas medias en Australia de 1,47°C desde 1910 ha traído consigo consecuencias múltiples desde incendios sin precedentes en 2019-2020 hasta inundaciones devastadoras en Sídney o un aumento del nivel del mar.

«El cambio climático golpea duramente nuestro país. Hemos visto incremento de temperaturas y de eventos climáticos extremos con olas de calor. En el sur de país observamos una reducción de las precipitaciones. Las caídas de nieve están en declive. Y observamos un aumento de la temperatura del océano lo que afecta la pesca en las costas del sureste», detalla a RFI Ailie Gallant, climatóloga en la universidad de Melbourne.

Al aumento de la temperatura del aire se suma un incremento de las temperaturas de las aguas de 1,05°C desde 1900 en promedio, con impactos directos al ecosistema marino.

“El calentamiento de los océanos, junto con el aumento de la frecuencia, la intensidad y la duración de las olas de calor marinas, suponen una importante amenaza para la salud y la resistencia a largo plazo de los ecosistemas de los arrecifes de coral”, subrayan los autores del informe ‘Estado del Clima 2022‘.

Uno de los efectos más espectaculares e inquietantes de la alteración del ecosistema marino por el cambio climático es el blanqueamiento masivo de la Gran Barrera de coral que se extiende sobre 2300 kilómetros a lo largo de las costas australianas. Se han registrado cuatro fenómenos de este tipo en los últimos años: en 2016, 2017, 2020 y 2020.

Blanqueamiento del coral cerca de Cairns, Australia, en 2020.
Blanqueamiento del coral cerca de Cairns, Australia, en 2020. AP – J. Sumerling

«El blanqueamiento masivo es una respuesta de estrés de los corales que se produce principalmente debido a la elevada temperatura del océano. La recuperación es posible, pero puede haber mortalidad si el estrés térmico es demasiado severo o prolongado”, alertan los autores del informe.

Adriana Humanes, ecóloga de la Universidad de Newcastle, quien ha realizado tareas de investigación científica en la Gran Barrera de Australia, detalla el mecanismo que lleva al blanqueamiento de la barrera coralina: “Los corales son animales que viven en una simbiosis con unas algas que viven en su tejido. Estas micro algas le dan el color al animal. Actualmente, la temperatura en la que ellos se encuentran es muy cerca al límite máximo que pueden tolerar. Entonces cualquier aumento mínimo de la temperatura del mar les afecta y el alga se sale del tejido del coral. El coral no puede vivir más de un mes aproximadamente sin estas algas. Si las temperaturas durante estas olas de calor, se mantienen muy altas, por lo general no logran reabsorber estas algas y mueren y se ve blanco.”

ENFOQUE 22-11-22 ALERTAN SOBRE CAMBIO CLIMATICO EN AUSTRALIA

En las últimas décadas, se estima que ha muerto cerca de la mitad de la cobertura coralina viva, lo que perturba el resto de las especies que dependen de ella. “En los arrecifes, vive el 25% de los organismos marinos. Son sitios de muchísima diversidad marina”, puntualiza.

La acidificación de los océanos supone un estrés adicional para los corales”, agrega además el informe del gobierno australiano.

El océano no solamente absorbe el 91% de la energía extra que se produce por los gases de efecto invernadero, sino que además absorbe el 26% del CO2 que se emite. Ese cambio en la concentración del CO2 ocasiona cambios en la química del agua del mar y hace que sean más ácidos, lo que desbalancea la calcificación: las conchas son más blandas, es como si se debilitaran nuestros huesos. La tasa de reproducción del coral se ve afectada”, detalla Adriana Humanes.

Mina de carbón cerca de Muswellbrook, Australia en 2021.
Mina de carbón cerca de Muswellbrook, Australia en 2021. AP – Mark Baker

La ministra de Medio Ambiente de Australia, Tanya Plibersek, declaró que el informe ‘Estado del Clima 2022’ refuerza la necesidad de una acción climática urgente».

Los científicos llaman a que Australia asuma sus responsabilidades en la lucha contra el cambio climático. Pero el país aún depende en un 70% de las energías fósiles para su generación eléctrica y exporta masivamente carbón hacia el extranjero.

Ailie Gallant fue entrevistada por Lucile Gimberg.

Dahiana Camilo