El adiós de Oliver Bierhoff tras la debacle alemana en Qatar

DW –

Después del desastre en la Copa del Mundo en Qatar, el director de la Federación Alemana de Fútbol, Oliver Bierhoff, renunció y deja espacio para un nuevo comienzo. Thomas Klein opina sobre lo sucedido.

    

Oliver Bierhoff fue, durante 18 años, el director de la selección alemana.

La noticia no se dio a conocer hasta el lunes (05.12.2022) bien entrada la noche: el director de la selección alemanaOliver Bierhoff, y la Federación Alemana de Fútbol (DFB) concluyeron su relación contratual antes de tiempo. Es la primera decisión en materia de personal, tras la debacle en el Mundial de Qatar.

La renuncia del exjugador alemán Oliver Bierhoff, de 54 años, es una consecuencia lógica y correcta. Después de 18 años, Bierhoff da paso a un sucesor y a un nuevo comienzo.

El exinternacional reconoció sus propios errores tras el pitido final en Qatar. Después de que el seleccionado alemán se viera obligado a abandonar en la fase de grupos de la Copa del Mundo en Rusia, la Eurocopa de 2021 y ahora el Mundial de Qatar, Bierhoff admitió sin tapujos, después del partido contra Costa Rica, que tenía ya pocos argumentos a su favor.

El exjugador no es el único culpable del pésimo rendimiento del seleccionado alemán, pero, como director de la selección nacional y la Federación, en él recae toda la responsabilidad.

«Producto selección nacional»

Sin embargo, durante el mandato de Bierhoff, la selección alemaná también cosechó los mejores éxitos de los últimos tiempos: ganó la Copa del Mundo en Brasil en 2014. Bierhoff también jugó un papel decisivo en la creación de la academia de la DFB. Estableció las bases y el marco para los equipos nacionales alemanes.

«Tanto profesional como personalmente estableció estándares», dijo el seleccionador nacional Hansi Flick en un comunicado de prensa en el que expresó su pesar por la decisión de Bierhoff. «El fútbol alemán y la selección nacional en particular le deben mucho», afirmó.

El exdelantero internacional fue un verdadero renovador, pero, al final, frenó el desarrollo de la selección alemana. Tomó más decisiones equivocadas que acertadas. Con «charlas de márketin» y con el objetivo de que el «producto selección nacional» tuviera éxito en todo el mundo, Bierhoff causó irritación incluso antes de la Copa del Mundo en Rusia.

El seleccionado alemán, gestionado por agencias de márketin, como la del asesor de jugadores Raphael Brinkert y bajo el liderazgo de Bierhoff, perdió cada vez más credibilidad ante la opinión pública y, al mismo tiempo, perdió de vista lo verdaderamente relevante: el fútbol de éxito.

El uso de la marca «The Team» (El equipo), después de ganar el Mundial en 2014, resultó ser un gran fracaso, al igual que el debate sobre el brazalete «One Love» en Qatar, que supuso el triste clímax de la comercialización desmedida del equipo de la DFB. Bierhoff y el presidente de la DFB, Bernd Neuendorf, no supieron mantener el tema al margen del equipo, bajaron la cabeza ante la FIFA y provocaron malestar en la selección alemana.

El reportero Thomas Klein.Thomas Klein, reportero de la Federación Alemana de Fútbol (DFB).

Sammer, ¿de regreso a la DFB?

Además, Bierhoff cometió errores deportivos, como apoyar sin pestañear al seleccionador nacional de entonces, Joachim Löw, tras el histórico desastre en la primera ronda de la Copa del Mundo en 2018. También la elección de los alojamientos en torneos anteriores, responsabilidad de Bierhoff, fue incorrecta: por ejemplo, el aislado campamento base de la selección alemana en Vatútinki, Rusia, o la zona aislada en Baviera, en Herzogenaurach, para el Mundial de 2018.

Y también en Qatar, Bierhoff optó por un alojamiento aislado en el extremo norte del país, lejos de cualquier ambiente relacionado con la Copa del Mundo. En fin, la conclusión es que tomó demasiadas decisiones equivocadas.

La renuncia de Bierhoff es una buena oportunidad para un nuevo comienzo. También hay que cuestionar la labor del director deportivo de la DFB, Joti Chatzialexiou. Este hombre, de 46 años, comenzó a trabajar como director deportivo con Bierhoff en 2018 y es responsable, entre otras cosas, de los jóvenes talentos alemanes, además de la formación de delanteros y defensores, de los que se carece desde hace años.

La DFB necesita con urgencia un profesional con sentido crítico y que continúe impulsando las reformas que Bierhoff inició hace 18 años, que no se guíe por las agencias de márketin, sino que se concentre del todo en el éxito deportivo de los equipos de la DFB.

El nombre de Matthias Sammer para el puesto de Bierhoff suena con fuerza y ya es más que un rumor. El exdirector deportivo de la DFB entre 2006 y 2012 podría ser la elección correcta para que la DFB vuelva a enderezar su ruta hacia el éxito antes del próximo gran torneo, la Eurocopa de 2024, en casa. El exjugador de 55 años tiene fama de ser una persona incómoda y crítica, cualidades ahora necesarias en la DFB. El final de la era Bierhoff es una oportunidad que la DFB debe aprovechar.

(rmr/ms)

Please follow and like us:

Dahiana Camilo