Viajes por Día de Acción de Gracias vuelven con fuerza después de la pandemia

VOA-Associated Press-

Se espera que las cifras de personas viajando esta semana en EEUU esté casi a la par con 2019, antes de la pandemia.

La fiebre de viajes por Thanksgiving o Día de Acción de Gracias regresó este año a Estados Unidos cuando el público volvió a llenar los aeropuertos sin reparar en la inflación para reunirse con sus familiares después de dos años de restricciones por la pandemia del COVID-19.

Sin embargo, cambios en los hábitos de trabajo y descanso podrían repartir a las multitudes y reducir la tensión regular de esta temporada.

Según los expertos, muchas personas iniciarán antes sus viajes o regresarán a sus casas más tarde porque pasarán unos días trabajando remotamente, o al menos les dirán a sus jefes que están trabajando remotamente.

Los días más atareados en la semana del Día de Acción de Gracias son usualmente el martes, el miércoles, y el domingo después del feriado. Este año, la Administración Federal de Aviación esperaba que el martes fuera el día más complejo con unos 48.000 vuelos programados.

Chris Williams, de Raleigh, Carolina del Norte, viajó el martes por la mañana con su esposa y dos niños hacia Atlanta, Georgia, para pasar el feriado con una extensa familia.

«Por supuesto que es un momento muy estresante y costoso para volar”, dijo, Williams, de 44 años, quien trabaja en finanzas. “Pero después de dos años que no gastar nada para pasar el Día de Acción de Gracias con la familia, estamos agradecidos de que ahora es todo más seguro y podamos estar de nuevo con los seres queridos”.

La Administración de Seguridad en el Transporte registró más de 2,6 millones de viajeros el lunes, en comparación con 2,5 millones el lunes antes del Día de Acción de Gracias de 2019. La misma tendencia se observó el domingo, cuando el número de pasajeros en los aeropuertos en la semana del feriado superó los niveles de antes de la pandemia.

«La gente está viajando en días diferentes y no todos el miércoles por la noche”, dijo Sharon Pinkerton, vicepresidenta del grupo Airlines for America. «Están repartiendo sus viajes por toda la semana, lo que pienso que ayudará a operaciones más fluidas”.

La Asociación de Automovilista de EEUU (AAA) pronostica que 54,6 millones de personas viajará a por lo menos 80 kilómetros de su casa esta semana, un 1,5 % más que el año pasado y solo un 2 % menos que en 2019. De ellas, unas 49 millones viajarán por carretera y 4,5 millones por avión entre el miércoles y el domingo.

Las aerolíneas también han luchado para enfrentar el aumento de pasajeros este año. Según Pinkerton, las aerolíneas han ajustado sus vuelos y contratado a miles de empleados, y ahora tienen más pilotos que antes de la pandemia.

No obstante, las aerolíneas planean operar un 13 % menos de vuelos esta semana que en la semana de Acción de Gracias en 2019. Para ello están usando aviones más grandes y el número de asientos bajará solo un 2 %, según la investigadora de viajes Cirium.

La Administración de Seguridad en el Transporte espera que los aeropuertos estén más llenos este año y probablemente a la par con 2019, cuando el domingo antes del Día de Acción de Gracias registró el récord histórico de casi 2,9 millones de pasajeros.

Tampoco las personas que tomarán el timón o los aviones parecen preocupadas por los precios más altos de la gasolina o los pasajes aéreos, ni por la inflación o la economía. Eso ya está llevando a predicciones de una fuerte temporada de viajes para Navidades y Año Nuevo.

«Esa demanda es real y no parece que vaya a desaparecer”, dijo Tom Hall, escritor en Lonely Planet, una publicación de guías de viajes. “Eso es lo que mantiene los aviones llenos y los precios elevados”.

Damilka Monegro