Triple titulación en tan solo tres años

“Mis experiencias definitivamente me han guiado”. — Alexandra Wilson 

Obtener un título universitario es un sueño para muchos, pero para Alexandra Wilson, una estudiante de primera generación criada por sus abuelos, uno no era suficiente. Es por eso que el pasado 14 de mayo obtuvo titulación en tres carreras: comunicaciones, marketing y gestión. Algo que por sí solo sería bastante impresionante, pero lo que realmente la convierte en una triunfadora es que lo logró en tan solo tres años, sin préstamos ni deudas educativas. 

“Nunca tuve un descanso. Hice la mayor parte de mi trabajo durante el verano y debo decir que me encantaron los cursos de verano mucho más que los semestres de primavera u otoño. Son directo al grano, todo el trabajo está ahí para hacerlo y terminarlo rápidamente”, cuenta ella, quien básicamente pagó toda su carrera universitaria con la ayuda de becas.  

En 2019, Alexandra se inscribió en el programa de enfermería de RIC; ese mismo semestre asistió a una gala de la Fundación Izzy, una organización sin fines de lucro que atiende a niños con cáncer. Lo cual la inspiró a ajustar el curso de su carrera profesional, transfiriéndose a la facultad de comunicaciones, que vio como una forma más certera de seguir su sueño de trabajar para organizaciones como esa. 

A lo largo de su infancia, ella batalló con tres diagnósticos de cáncer: a los cuatro le diagnosticaron un neuroblastoma en etapa 4; a los siete, un sarcoma de Ewing en etapa 3, que es un tipo de cáncer de hueso; y a los diecisiete, una vez más, neuroblastoma en una forma y ubicación diferente. 

Esos años que pasó en hospitales recibiendo tratamiento, durante los cuales las organizaciones sin fines de lucro le brindaron un apoyo crucial, influyeron en su trayectoria académica y profesional. “Pensé que quería ser enfermera de oncología pediátrica, pero en mi primer semestre me pregunté: ‘¿Realmente quiero pasar el resto de mi vida en un hospital?’”, recuerda. “Ya había estado mucho tiempo ahí”. 

Para ella no son solo los médicos y enfermeras quienes ayudan a otros; también son esas organizaciones como la que le brindó apoyo en un momento crítico de su vida. Pues, incluso después del tratamiento, siguieron desempeñando un papel clave, gracias a esas organizaciones pudo ingresar a la universidad con becas de Tomorrow Fund, Izzy Foundation, National Children’s Cancer Society y Cancer for College. 

“Mis experiencias definitivamente me han guiado y sin ellas sería una persona completamente diferente”, afirma. “No estoy segura de quién sería o cómo sería, pero no sería yo”. 

En RIC, Alexandra pudo adquirir experiencias cercanas con ese mundo sin fines de lucro, colaborando en el programa de Liderazgo Universitario de Rhode Island y haciendo una pasantía en la Fundación Nacional GRACE. “Hay habilidades que he aprendido no solo en la escuela, sino también en mi pasantía y a través de los eventos a los que he asistido”, dice. “Ahora quiero encontrar un puesto en desarrollo corporativo. Mi objetivo final es trabajar con una organización sin fines de lucro y ascender hasta el puesto de directora. ¡Sería sorprendente!”. 

Por ahora, desea disfrutar del verano tanto como pueda. “Trataré de incluir algunos días de playa por primera vez en años”, concluye con una sonrisa.

Latino Public Radio