La Unidad de Gobierno Abierto emite el hallazgo de OMA en Cienki v. Rhode Island Comisión Especial de Reasignación

PROVIDENCE, R.I. – La Unidad de Gobierno Abierto del Procurador General emitió hoy una conclusión en respuesta a una denuncia de la Ley de Reuniones Abiertas (OMA, por sus siglas en inglés) presentada por la presidenta del Partido Republicano de Rhode Island, Susan Cienki, contra la Comisión Especial de Redistribución de Rhode Island por el presunto incumplimiento de la Comisión con la OMA.

 

Como antecedente, la Asamblea General estableció la Comisión en 2021 para hacer recomendaciones para la redistribución de distritos para la Cámara de Representantes y el Senado de Rhode Island con base en el censo nacional de 2020. En la legislación de creación de la Comisión, la Asamblea General expresó expresamente que la Comisión estaba sujeta a la OMA. La Comisión, luego de varias audiencias públicas a fines de 2021 y principios de 2022 que estuvieron abiertas al público y grabadas en video, presentó su informe final de distribución a la Asamblea General a mediados de enero de 2022.

 

El 19 de enero de 2022, después de cuatro meses de trabajo de la Comisión y después de que la Comisión ya había presentado su informe de prorrateo a la Asamblea General, la Demandante, Sra. Cienki, presentó una denuncia ante la Unidad de Gobierno Abierto de la Fiscalía General, argumentando que la Comisión estaba un organismo público y por lo tanto sujeto a la OMA, y que había violado la OMA durante su trabajo en 2021 y 2022. El Demandante buscó dos formas de reparación: 1) producción de actas de reunión; y 2) multas por lo que ella afirmó fue una conducta intencional o consciente en la violación de la OMA. En respuesta, la Comisión argumentó que no podía estar sujeta legalmente a la OMA, sin perjuicio de que la Asamblea General hubiera dispuesto expresamente lo contrario en la legislación que la creó, con base en varios fundamentos constitucionales, incluidos los principios de separación de poderes y de palabra en debate.

 

Como se describe en el dictamen de la Unidad de Gobierno Abierto emitido hoy, ni la Demandante ni la Comisión han servido bien a su causa. La Demandante encuentra fallas en el incumplimiento de la OMA por parte de la Comisión durante un período de muchos meses, de hecho, desde el inicio de su trabajo, y sin embargo esperó inexplicablemente para presentar su queja OMA hasta que el trabajo de la Comisión estuvo terminado y presentado al General Asamblea. Al mismo tiempo, la Comisión, en lugar de afirmar que ha cumplido con la OMA, argumenta constitucionalmente que no puede estar sujeta a la OMA a pesar de que la propia Ley que la crea así lo establece. Por diseño o de otra manera, las partes han invitado efectivamente a esta Oficina a luchar con cuestiones constitucionales complejas y novedosas nunca decididas por la Corte Suprema de Rhode Island, en una situación en la que, incluso suponiendo que haya ocurrido una violación de OMA, no existen remedios apropiados y disponibles para dichas violaciones debido a la propia demora del Demandante. Como se establece en el hallazgo de la Unidad de Gobierno Abierto, el Fiscal General ha rechazado la invitación.

 

La medida cautelar solicitada por la recurrente es una exigencia a la Comisión de que levante actas de reuniones que tuvieron lugar meses atrás. Como se establece en el hallazgo de la Unidad de Gobierno Abierto, este remedio ahora no es apropiado por varias razones. Requerir que la Comisión ahora disuelta recree retroactivamente las actas de las reuniones que ocurrieron hace meses no tendría ningún propósito significativo, especialmente cuando la Comisión ya completó su trabajo y donde es indiscutible que las grabaciones de video completas de las reuniones están disponibles públicamente. Además, como se establece en la conclusión de la Unidad, las multas civiles por una violación deliberada o consciente de la OMA tampoco son apropiadas aquí porque la Comisión proporcionó evidencia de una serie de otras medidas que tomó para promover la transparencia de sus procedimientos, como publicar aviso de sus reuniones en varios lugares y proporcionando oportunidades para comentarios públicos.

 

“Desde el momento en que se presentó esta Queja OMA, esta Oficina ha luchado por entender por qué se presentó tan tarde y buscó tan poco alivio”, dijo el Fiscal General Peter F. Neronha. “Al mismo tiempo, nos ha desconcertado la posición de última hora de la Comisión de que constitucionalmente no puede estar sujeta a la OMA, a pesar de que meses antes la Asamblea General dijo o al menos insinuó todo lo contrario en la legislación habilitante de la Comisión. Si bien esta Oficina está preparada para clasificar posiciones confusas y asumir problemas complejos de OMA cuando hay algo significativo en juego, en el fondo, ese no es el caso aquí. La Demandante busca una cosa sustantiva en su Demanda: la elaboración de actas de reuniones públicas celebradas hace mucho tiempo. Para nosotros ordenar la preparación de tales actas en esta fecha tardía cuando las grabaciones de todas las reuniones están disponibles públicamente no haría nada para aumentar la conciencia pública sobre el trabajo de la Comisión o los principios generales de transparencia. El jugo de transparencia no vale la pena el apretón analítico; de hecho, no hay jugo para tomar aquí en absoluto. Por lo tanto, no hay necesidad ni razón para que hagamos una inmersión profunda en las cuestiones constitucionales novedosas y complejas nunca decididas por la Corte Suprema de Rhode Island. Esos problemas pueden esperar otro día u otro foro. La Demandante, como todos los miembros del público, siempre ha tenido el derecho de eludir esta Oficina con su Queja OMA e ir directamente a la Corte Superior. Ese camino permanece disponible para ella, si cree que sus argumentos serán más convincentes allí”

Latino Public Radio