Evo Morales reconoce derrota en referendo

Voz de América

El presidente boliviano, Evo Morales, reconoció el miércoles su derrota en las urnas, un día después que el Tribunal Supremo Electoral declarara ganador por tres puntos al «No» a la reforma constitucional que le habría permitido postularse a un cuarto período consecutivo en 2019.

«Respetamos los resultados del referendo. El pueblo no quiere una modificación a la Constitución, pero no es un voto contra el proceso de cambio. No ganó el neoliberalismo», dijo Morales.

El «No» logró el 51,31% de los votos frente al 48,69% del «Sí». La cerrada disputa mantuvo en vilo al país desde el domingo hasta el martes a la medianoche, cuando se anunció el resultado tras un lento recuento.

Con el 99,4% de los votos escrutados oficialmente, el Tribunal Supremo Electoral aseguró que excedió todos los límites de su capacidad logística para entregar este resultado a dos días del referéndum.

Katia Uriona, presidenta del órgano electoral, afirmó que aún no se proclama el resultado oficial debido a que el 6 de marzo se repetirá la consulta en 25 mesas con cerca de 5.000 electores en Santa Cruz y una en La Paz con unos 200 electores.

De acuerdo al último reporte, seis de los nueve departamentos en Bolivia votaron por negarle a Morales y a su vicepresidente Álvaro García Linera la opción de ir a una reelección en las elecciones previstas para 2019.

Los departamentos orientales de Santa Cruz, Beni y Pando votaron por el NO superando el 60 % de votos. A ellos se unió Potosí donde también se impuso la negativa a una reelección.

Mientras que departamentos como La Paz, Oruro y Cochabamba votaron por el SI pero con un margen relativamente estrecho.

La Constitución política boliviana ya había sufrido una reforma para permitir a Evo Morales ir a una reelección en 2014 lo que le convirtió en el presidente con el período democrático más largo de gobierno, desde 2006, y que concluirá ahora en enero de 2020.

La oposición boliviana, que impulsó el voto por el NO, admitió a través de sus más conocidos dirigentes como Jorge Quiroga y Samuel Doria Medina que tienen ahora el desafío de articularse para enfrentar elecciones sin Evo Morales en 2019.