¿Cuáles son las nuevas preocupaciones sobre coronavirus en Estados Unidos?

Por Voz de América

Los principales funcionarios de salud de Estados Unidos expresaron nuevas advertencias el domingo sobre la creciente propagación de la variante delta del coronavirus en todo el país, en medio de un número creciente de pedidos para que sea mandatoria la vacunación.

“Algo malo está pasando. Tenemos que darnos cuenta de eso», dijo el doctor Anthony Fauci, el principal asesor médico del presidente Joe Biden, en el programa «Meet the Press» de NBC.

Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos dijo que no espera que haya un mandato nacional respecto a las vacunas.

Pero dijo que tan pronto como los reguladores de la Administración de Alimentos y Medicamentos otorguen la autorización completa para el uso de vacunas contra el coronavirus, posiblemente en las próximas semanas, apoyarán firmemente a universidades, empresas y otros neocios locales que imponen mandatos de vacunación.

“Creo que algunas personas por su cuenta”, una vez que las vacunas estén totalmente aprobadas, “seguirán adelante y se vacunarán”, dijo Fauci. «Pero para aquellos que no quieren, creo que se deben cumplir los mandatos a nivel local».

Más de 166 millones de estadounidenses han sido completamente vacunados contra el coronavirus, según el gobierno. Eso es apenas la mitad de la población, y los niños menores de 12 años aún no han sido autorizados a vacunarse. Las vacunaciones comenzaron el pasado mes de diciembre bajo la autorización de uso de emergencia de los reguladores de medicamentos, mientras que se ha realizado una revisión adicional.

A pesar de que el número de casos de coronavirus ha aumentado en Florida y Texas, dos estados clave de EE. UU. con una gran cantidad de infecciones, sus gobernadores republicanos, Ron DeSantis y Greg Abbott, respectivamente, se han mantenido firmes en su oposición a los mandatos de vacunas o mascarillas, argumentando que violan el derecho de los pueblos a la libertad individual.

El senador estadounidense Rick Scott de Florida apoyó la decisión de DeSantis y le dijo al programa «Fox News Sunday»: «No podemos volver a los temores. Deja que la gente tome sus decisiones».

Pero el gobernador republicano Asa Hutchinson de Arkansas, un estado con pocas vacunas y un número creciente de infecciones, le dijo a «Face the Nation»  de CBS News a que cometió un error a principios de este año al promulgar una prohibición de las mascarillas faciales.

Randi Weingarten, presidente de la Federación Estadounidense de Maestros, el segundo sindicato de maestros más grande de Estados Unidos con 1.7 millones de miembros, dijo al programa de NBC que a medida que las escuelas se están abriendo para nuevos períodos en todo el país, «como una cuestión de conciencia personal, debemos trabajar con los empleadores sobre los mandatos de vacunas».

«Las circunstancias han cambiado», agregó. «Me pesa mucho que los niños menores de 12 años no puedan vacunarse. Sentí la necesidad … de ponerme de pie y decir esto como una cuestión de conciencia personal».

Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud, dijo al programa «This Week» de ABC News: «Por favor, aclare esto: las vacunas tienen evidencia increíble de su seguridad y efectividad».

Collins les dijo a los escépticos acerca de la vacunación: “Si están en la cerca, salgan de la cerca. Forma parte del equipo ganador».

Más de 100.000 estadounidenses más al día se infectan debido a la variante delta altamente transmisible del coronavirus, un aumento de 10 veces solo en las últimas semanas.

Fauci lo llamó la «pandemia de los no vacunados».

Las pruebas han demostrado que las vacunas contra el coronavirus existentes disponibles en Estados Unidos son efectivas contra la variante delta. Pero Fauci advirtió que si no se controla, la variante delta podría mutar en otras variantes que podrían evadir la efectividad de las vacunas.

Dijo que los 93 millones de estadounidenses elegibles que aún no se han vacunado deberían pensar en su propia salud y la de su familia, pero también en sus comunidades. Dijo que está a favor de exigir vacunas a los trabajadores de la salud de Estados Unidos, millones de los cuales se han negado a vacunarse.

“Ha llegado el momento”, dijo. “Tenemos que vacunar a la gente. Incluso si ha tenido COVID, debe vacunarse».

 

Latino Public Radio