Cómo prevenir que se congelen las cañerías

¿Qué es peor que un gran desastre en el mantenimiento de su hogar? ¿Qué le parece varios desastres a la vez? Para el cuarto de millón de familias que ven sus vidas afectadas y sus casas arruinadas cada invierno como consecuencia de las cañerías congeladas, las noches heladas pueden convertirse rápidamente en experiencias continuas muy costosas y molestas.
Tanto en los climas fríos como en los más cálidos, las cañerías se congelan por una combinación de tres razones principales: repentinos descensos de la temperatura, poco aislamiento y termostatos configurados con temperaturas muy bajas. Las cañerías de plástico y cobre pueden reventarse cuando se congelan y recuperarlas no implica sólo llamar a un plomero. Una grieta de 1/8 pulgadas en una cañería puede despedir hasta 250 galones de agua por día y provocar inundaciones, daños estructurales graves y la posible aparición de moho.
En Estados Unidos, anualmente las cañerías congeladas provocan una gran cantidad de daño, pero a diferencia de los desastres naturales esto se puede prevenir ampliamente. Tomando simples precauciones, se pueden ahorrar inconvenientes, dinero y molestias.
Su mejor decisión: no deje que suceda
Existen varias medidas preventivas que puede tomar para evitar que se le congelen las cañerías. Aquí le ofrecemos algunos consejos sencillos:
Antes de las heladas
¿Recuerda las tres causas principales para que se congelen las cañerías? Repentinos descensos de la temperatura, poco aislamiento y termostatos configurados con temperaturas muy bajas. Puede prepararse y proteger su casa durante los meses más cálidos de la siguiente manera:
Aísle las cañerías en los lugares de desplazamiento de su casa y en el ático, incluso si vive en un clima donde no es común la congelación. Las cañerías expuestas son más susceptibles a congelarse. Recuerde: mientras más aislamiento use, mejor protegidas estarán las cañerías.
Puede usar cables de cinta para calor o con regulación termostática del calor para enrollar las cañerías. Asegúrese de usar productos aprobados por una organización de control independiente, como Underwriters Laboratories Inc. y sólo para el uso para el que fueron diseñados (exterior o interior). Siga al pie de la letra todas las instrucciones de instalación y operación del fabricante.
Selle las pérdidas que permiten el ingreso de aire frío al interior cerca de donde están ubicadas las cañerías. Busque pérdidas de aire alrededor del cableado eléctrico, respiraderos del secador y cañerías, y use enmasillado o aislante para mantener el frío afuera. Cuando haga mucho frío, una pequeña abertura puede permitir que ingrese el suficiente aire frío como para congelar una cañería.
Antes de que llegue el invierno, desconecte las mangueras del jardín y, de ser posible, utilice una válvula interior para cortar y vaciar agua de las cañerías que conducen a los grifos de afuera. Esto reduce la posibilidad de congelamiento en el tramo corto de la cañería dentro de la casa.

Cuando el mercurio cae

Incluso si ha tomado las medidas preventivas adecuadas, las condiciones climáticas extremas pueden dañar las cañerías. Aquí tiene otros pasos que puede seguir:
Un goteo de agua fría y de agua caliente podría ser todo lo que necesitan las cañerías para no congelarse. Deje agua tibia goteando durante toda la noche, preferentemente de un grifo en una pared exterior.
Mantenga el termostato con la misma temperatura durante el día y la noche. Tal vez tenga la costumbre de reducir el calor cuando duerme, pero los descensos en la temperatura, que son más comunes durante la noche, podrían tomarlo desprevenido y congelar sus cañerías.
Abra las puertas de los gabinetes para permitir que el calor llegue a las cañerías que no están aisladas, bajo fregaderos o electrodomésticos cerca de las paredes exteriores.

Antes de irse

Viajar durante los meses de invierno puede ser bueno para el alma, pero no se olvide de sus cañerías antes de irse. ¿Qué puede hacer?
Coloque el termostato de su hogar en no menos de 55°F (12°C).
Pida a un amigo o vecino que revise su casa diariamente para asegurarse de que está lo suficientemente cálida como para evitar el congelamiento.
Corte y vacíe el sistema de agua. Tenga en cuenta que si usted tiene un sistema de rociadores de protección contra incendios en la casa, se puede desactivar cuando corte el agua.

Si se congelan las cañerías

¿Qué debe hacer si se le congelan las cañerías a pesar de haber tomado las mejores medidas preventivas? En primer lugar, no entre en pánico. Sólo porque se hayan congelado no significa que hayan reventado. Puede hacer lo siguiente:
Si abre los grifos y no sale nada, déjelos abiertos y llame a un plomero.
No utilice equipos electrodomésticos en áreas de agua estancada. Podría electrocutarse.
Nunca trate de descongelar una cañería con una antorcha u otra llama abierta porque podría provocar un riesgo de incendio. ¡Es preferible el daño causado por el agua que quemar su casa!
Puede descongelar una cañería congelada con el aire cálido de un secador de pelo. Comience entibiando la cañerías lo más cerca del grifo que sea posible, dirigiéndose a la sección más fría de la cañería.
Si ya han reventado sus cañerías, corte el agua en la válvula principal de cierre en la casa; deje los grifos abiertos. Asegúrese de que todos en su familia sepan dónde se encuentra la válvula de cierre de agua y cómo abrirla y cerrarla.