Argentina celebra su tercera Copa del Mundo

DW –

«Sufrimos un montón, pero lo conseguimos. No vemos la hora de estar en la Argentina para ver la locura que va a ser eso», dijo Lionel Messi tras levantar la Copa del Mundo en Qatar 2022. Ya lo está siendo.

    

Aficionados argentinos celebran la victoria en Buenos Aires.

La final del Mundial de Qatar 2022 no defraudó. El anunciado duelo este domingo (18.12.2022) entre el astro argentino, Lionel Messi, en su despedida mundialista contra la estrella emergente del fútbol mundial, Kylian Mbappé, fue antológica. Este, a pesar de marcar tres goles en la final, más uno en la ronda de penales, no consiguió revalidar el título obtenido en Rusia 2018.

La hinchada argentina, que vio como su selección perdía el primer partido contra Arabia Saudí, ha atravesado la competición más atípica demostrando ser una de las mejores aficiones del mundo. Les hemos visto corear canciones de cuna para no asustar a un bebé y reírse con el abrupto de «¿qué mirás, bobo?», soltado por Messi tras un partido. Les hemos visto gastarse los ahorros para viajar a la final o anunciar que se quedan para verlo en casa y no traer mala suerte. Les hemos visto celebrar la victoria ya durante el descanso de la final, cuando su equipo ganaba por dos goles de ventaja. Y les hemos visto, sobre todo, sufrir.

«Sufrimos un montón, pero lo conseguimos. No vemos la hora de estar en la Argentina para ver la locura que va a ser eso», aseveró Messi tras levantar la Copa del Mundo. «Es una locura que se haya dado de esta manera. Lo deseaba muchísimo. Sabía que Dios me lo iba a regalar, presentía que iba a ser esta. Ahora a disfrutar». Y eso están haciendo los argentinos, en su país, en Qatar y allá donde se encuentran, incluido París, donde juega el astro argentino y donde hay una gran comunidad.

Éxtasis en la calle más argentina de París

La rue Dauphine, a pocos metros del río Sena, estalló de júbilo después de que Gonzalo Montiel anotase el tanto de la victoria argentina en la tanda de penales. En medio del agua nieve, centenares de argentinos tomaron esta parisina calle al grito de «Messi, Messi».

Alrededor de un atiborrado restaurante «Volver», precisamente uno de los establecimientos que Leo Messi frecuenta mientras juega en el PSG, varias decenas tuvieron que marcharse a otros locales adyacentes y muchos no tuvieron más remedio que quedarse en la calle aguantando temperaturas negativas.

El catarí Nasser Al-Khelaifi, presidente del París Saint-Germain, confesó ante micrófono de beIN Sports sentirse «orgulloso» de sus jugadores Lionel Messi y Kylian Mbappé, campeón y subcampeón del mundo respectivamente. «No puedo estar más orgulloso», dijo. «Hablé con todo el mundo, con todos los jugadores, y es la mejor final de la historia de la Copa del Mundo», sentenció el dirigente del club parisino. Luego confesó que tiene cita ahora con Lionel Messi para hablar de su futuro. «No quiero decir nada sobre Leo, tenemos un acuerdo para hablar tras el Mundial», reveló.

Argentinien Buenos Aires | Fans feiern Fußball Weltmeisterschaft

Concentración en el Obelisco

Los argentinos se tomaron las calles de Buenos Aires tras la victoria. El Obelisco, emblema de la ciudad, ubicado en medio de la muy ancha avenida 9 de Julio y lugar de festejo futbolístico por excelencia, fue tomado por los aficionados desde antes de comenzar el partido.

El centro de Buenos Aires estuvo cerrado al tránsito, con servicio limitado del metro. Las calles lucían totalmente desiertas durante la transmisión del partido.

Rosario, entre lágrimas

A puro llanto, tras la final, los amigos de toda la vida de Leo Messi y los vecinos del barrio de Rosario que lo vio crecer, celebraban también que su ídolo ha conseguido, por fin, el sueño de ganar la Copa del Mundo. Las inmediaciones de la humilde casa donde vivió el astro con su familia hasta que en la adolescencia se marchó a Barcelona ya eran una fiesta horas y semanas antes de la gran final ante Francia.

Un partido de infarto que hizo que la multitud de familias congregadas en torno a la tele pasaran por infinidad de estados hasta terminar, ya con el triunfo, a la felicidad máxima. «La verdad es que para todos los argentinos, para todo el pueblo, es una alegría inmensa, acá compartiendo con los vecinos. Muy merecido para él (Leo) y para todos en general», contaba a Efe Diego Vallejos, uno de los amigos del astro.

La prensa agota los calificativos

«Somos campeones del mundo», el gigante titular copó la portada del deportivo Olé, que incluye también una columna titulada «Gloria eterna, Messi». Messi y «la copa que el faltaba: doblete penal y lágrimas de campeón», destacó TyC Sports de Argentina. Marca de España fue más lejos y resumió: «Leo, ya tienes tu Mundial: te lo mereces. Argentina «toca el cielo», fueron las palabras elegidas por La Nación para completar el titular al campeón. «Final inolvidable», «delirio», «éxtasis», «la mejor final de todos los tiempos», los calificativos que utilizaron una y otra vez los periodistas que contaron al mundo como Argentina repitió el triunfo mundial.

Pero también la prensa francesa. «Final antológica», «lágrimas fatales», «Messi por fin es heredero de Maradona», «Mbappé heroico», son algunos de los titulares web de las principales cabeceras galas después de que la selección francesa cayese. L’Équipe, la cabecera deportiva de referencia en Francia, abre con una enorme foto de Mbappé secándose las lágrimas con su camiseta. El diario constata que «el duelo legendario» entre los dos jugadores del PSG «tuvo lugar» como se esperaba y concede una nota de «9» al francés por un «8» al argentino.

lgc (afp/efe)

Please follow and like us:

Dahiana Camilo