Alemania y México en Qatar 2022: unidos en la frágil esperanza

DW –

En el preámbulo de sus últimos partidos en la fase de grupos, el ánimo entre las selecciones de Alemania y México en el Mundial de Qatar es de similar cautela. No sorprende, debido a las coincidencias numéricas.

«No hay margen para la euforia”, dijo el atacante alemán Thomas Müller el martes, en conferencia previa al partido que Alemania jugará contra Costa Rica en Qatar. El delantero del Bayern Múnich manifestó respeto por el conjunto tico, y se abstuvo de apelar al optimismo como lo ha hecho, sin importar la circunstancia, el técnico alemán Hansi Flick.

En el campamento de México, el entrenador Gerardo «Tata” Martino manifestó convicción en que su equipo puede lograr la gran cosecha de goles que necesita para seguir vivo en Qatar. Pero el golpe de realidad amenaza con ser fuerte. México es uno de los pocos equipos que no ha anotado ni un solo gol en los dos partidos que han jugado al momento de salir este artículo.

En el mundillo futbolístico de Alemania y México flotan sensaciones que van de la cautela a la zozobra. Mientras que en Alemania se mantiene una clara esperanza alimentada por el buen desempeño del conjunto alemán frente a España, la derrota frente a Agentina dejó en el fútbol mexicano una sensación lapidaria. En la prensa mexicana se comienza ya a especular sobre quién será sucesor de Martino tras un mundial que, según muchos analistas e hinchas de ese país, está poco menos que sentenciado.

Coincidencias numéricas

En realidad, los números de Alemania y México muestran muchas coincidencias. Con dos partidos jugados por cada selección en Qatar, hay sequía de victorias por ambas partes. Tanto Alemania como México registran un empate y un encuentro perdido. En consecuencia, la cosecha de puntos es la misma, y la diferencia de goles es negativa para ambos.

México ha encajado menos goles que Alemania (dos en el primer caso y tres en el segundo), pero Alemania ha marcado en dos ocasiones: penal de Gündogan contra Japón y mazazo de Füllkrug en las redes españolas. México pasa por una sintomática sequía goleadora y a Martino se le reprocha el esquema francamente defensivo -y en los hechos, inefectivo- con el que México salió contra la albiceleste.

 

Alemania y México marchan como último lugar de sus respectivos grupos. El puntaje en los grupos C (de México) y E (de Alemania) incluso es idéntico: el primer lugar marcha con cuatro puntos, mientras que segundo y tercero acumulan 3. Con un solo punto, ni Alemania ni México dependen de sí mismos para continuar el sueño mundialista. La suerte de Alemania en buena medida está ligada a lo que suceda el jueves en el partido entre España y Japón, mientras que México esperará a lo que dispongan este miércoles Polonia y Argentina.

La esperanza es frágil

Ni a Alemania ni a México les conviene un empate en los partidos ajenos de sus grupos. Dado que los encuentros de cada grupo se jugarán de manera simultánea, lo que la realidad le impone tanto a germanos como a mexicanos es golear a su rival: Costa Rica y Arabia Saudita, respectivamente. Y aunque el ánimo en el entorno mexicano es más sombrío por la falta de goles, la frialdad numérica parecería darles más esperanza al conjunto del «Tata” Martino que al de Hansi Flick. Bajo determinadas combinaciones, México podría amarrar el pase a octavos ganando a Arabia Saudita por tres goles o más, mientras que, en una constelación extrema, Alemania podría necesitar hasta siete goles o más a su favor para poder pasar a la siguiente fase del mundial.

Please follow and like us:

Dahiana Camilo