La Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que no hay necesidad de alarma ante el brote de la nueva cepa que se expande por Europa.

Al tiempo que las nuevas vacunas contra el COVID-19 comienzan a distribuirse, una nueva cepa de coronavirus detectada en el Reino Unido ha saltado las alarmas a nivel internacional, con más de 40 naciones prohibiendo viajes desde el país.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que la nueva variante del COVID-19 es 70% más contagiosa que la conocida.

¿La nueva cepa será resistente a la vacuna?

Funcionarios de la OMS dijeron que las vacunas desarrolladas para combatir el COVID-19 también deberían manejar las nuevas variantes, aunque se estaban realizando controles para garantizar que este fuera el caso.

“Hasta ahora, a pesar de que hemos visto una serie de cambios, una serie de mutaciones, ninguna ha tenido un impacto significativo en la susceptibilidad del virus a cualquiera de las terapias, fármacos o vacunas que se utilizan actualmente y se espera que seguirá siendo así “, dijo en la sesión informativa el científico jefe de la OMS, Soumya Swaminathan.

“No hay evidencia de que cause una enfermedad más grave o mayor mortalidad, pero sí parece transmitirse con más facilidad. A pesar de que todavía existe incertidumbre, puede ser hasta 70% más contagiosa que la versión original”, dijo el líder político el sábado.

Qué preocupa sobre esta nueva cepa?

Los expertos sanitarios aseguran que se trata de una cepa más contagiosa.

Patrick Vallance, el principal asesor científico del gobierno británico, dijo que la cepa “se mueve rápido y se está convirtiendo en la variante dominante”, causando más del 60% de las infecciones en Londres en diciembre.

La cepa también es preocupante porque tiene muchas mutaciones, casi dos docenas, y algunas están en la proteína puntiaguda que el virus usa para unirse e infectar las células. Ese aumento es el objetivo de las vacunas actuales.

“Estoy preocupado por esto, desde luego”, pero es demasiado pronto para saber cuán importante será en última instancia, dijo el Dr. Ravi Gupta, que estudia virus en la Universidad de Cambridge en Inglaterra a la agencia Associated Press. Él y otros investigadores publicaron un informe al respecto en un sitio web que los científicos utilizan para compartir rápidamente los desarrollos, pero el artículo no ha sido revisado formalmente ni publicado en una revista.

¿Qué ha dicho la Organización Mundial de la Salud (OMS)?

La organización mundial de la salud dijo que no hay necesidad de alarma ante la nueva cepa y dijo que es una paso normal en la evolución de la pandemia.  Los funcionarios de la OMS incluso arrojaron una luz positiva sobre el descubrimiento de las nuevas cepas que llevaron a una gran cantidad de países alarmados a imponer restricciones de viaje a Gran Bretaña y Sudáfrica, diciendo que las nuevas herramientas para rastrear el virus estaban funcionando.

“Tenemos que encontrar un equilibrio. Es muy importante tener transparencia, es muy importante decirle al público cómo son las cosas, pero también es importante transmitir que esto es una parte normal de la evolución del virus”, dijo Mike Ryan, jefe de emergencias de la OMS, en una sesión informativa en línea.

¿Por qué surgen nueva cepas?

Los virus a menudo adquieren pequeños cambios de una letra o dos en su alfabeto genético simplemente a través de la evolución normal. Una cepa ligeramente modificada puede convertirse en la más común en un país o región simplemente porque esa es la cepa que se afianzó allí por primera vez o porque eventos de “súper esparcidores” la ayudaron a afianzarse.

Una preocupación mayor es cuando un virus muta cambiando las proteínas en su superficie para ayudarlo a escapar de las drogas o del sistema inmunológico.

“Evidencia emergente” sugiere que eso puede estar comenzando a suceder con el nuevo coronavirus, escribió Trevor Bedford, biólogo y experto en genética del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle, en Twitter. “Ahora hemos visto la aparición y propagación de varias variantes” que sugieren esto, y algunas muestran resistencia a los tratamientos con anticuerpos, anotó.