Estados Unidos, con sus enormes capacidades tecnológicas y un avanzado sistema de salud, lleva meses como el país más afectado por la pandemia.

Por Voz de América 

El director de respuestas de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan, dijo el lunes que el grado de propagación de la pandemia del COVID-19 en Estados Unidos es impactante, considerando el nivel del sistema de salud del país.

En la conferencia de prensa regular de la agencia, Ryan resaltó que Estados Unidos ha registrado una tercera parte de todos los casos del mundo durante las últimas semanas.

“La epidemia en Estados Unidos está castigando. Está muy extendida. Es, francamente, impactante ver que de una a dos personas mueren cada minuto en Estados Unidos, un país con un sistema de salud fuerte y maravilloso y con asombrosas capacidades tecnológicas”, dijo Ryan.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, apuntó que la agencia tiene aún que establecer contacto con el equipo de transición del presidente electo Joe Biden. En meses pasados, el presidente Donald Trump anunció que EE. UU. se retiraría de la OMS, alegando una sistemática deferencia hacia China. Biden ha expresado su interés de revertir dicha decisión.

Tedros dijo que no espera saber de Biden o de su equipo hasta que la nueva administración esté completamente conformada, y se comprometió a informar de lo que suceda.

Funcionarios de la OMS también dijeron que con el Reino Unido está preparándose para iniciar sus vacunaciones contra el COVID-19 esta semana, y con nuevas vacunas a punto de ser aprobadas, ellos no visualizan un escenario en el que las naciones hagan obligatoria la vacunación.

Los funcionarios dijeron que la OMS recomienda campañas de información y defendieron que dar prioridad a grupos de riesgo, como los trabajadores de la salud y los ancianos, sería la estrategia más efectiva.

Kate O’Brien, directora de inmunización y vacunas de la OMS, no obstante, reconoció que puede haber circunstancias en las que personas en ciertas ocupaciones en algunos países podrían ser obligadas a vacunarse, o en los que sería altamente recomendable que se vacunen.