El general retirado Lloyd Austin fue comandante de las fuerzas de EE.UU. en Irak y terminó su carrera militar en 2016 como jefe del Comando Central de EE.UU.

Por Voz de América

El general retirado Lloyd Austin es el nominado por el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, para el cargo de secretario de Defensa, y sería el primer afroamericano en ocupar ese cargo si es confirmado por el Senado.

Austin, un general del Ejército nacido en 1953 en Alabama y criado en Georgia, se graduó de la Academia Militar de West Point en 1975 y ascendió en la jerarquía castrense durante una carrera de cuatro décadas que comenzó en la legendaria 82 División Aerotransportada en Fort Bragg, Carolina del Norte.

Alcanzó el grado de general de tres estrellas y asumió el comando de Fort Bragg antes de ser nombrado comandante de las fuerzas de EE.UU. en Irak de 2010 a 2011, donde supervisó el fin de la invasión internacional en el país y la retirada de todas las fuerzas estadounidenses.

Austin terminó su carrera militar en 2016 como comandante del Comando Central de EE.UU., que cubre las operaciones en Irak, Afganistán, todo el Oriente Medio y el sur de Asia.

Fue elogiado por su intelecto y su capacidad de liderazgo por dirigentes civiles y militares. El entonces presidente Barack Obama dijo en ocasión de su retiro que “su carácter y competencia ejemplifican lo que Estados Unidos demanda de sus líderes militares”.

Sin embargo, fue criticado por los legisladores en 2015 por un fallido programa de 500 millones de dólares para entrenar a un ejército de combatientes sirios.

La carrera del general de cuatro estrellas incluye también dos cargos en el Pentágono, primero como director de operaciones del Estado Mayor Conjunto de 2009 a 2010 y de subjefe del Estado Mayor del Ejército de 2012 a 2013.