El demócrata habló el martes con los mandatarios de Francia, Reino Unido, Alemania e Irlanda.

Por Alejandra Arredondo

El demócrata Joe Biden, quien se proyecta como presidente electo de Estados Unidos tras los comicios del pasado 3 de noviembre, recibió el martes llamadas de los mandatarios de varios países europeos, quienes lo felicitaron por el resultado electoral.

Los líderes de Francia, Alemania, Irlanda, Reino Unido conversaron de manera individual con Biden, según un comunicado enviado por su equipo, como símbolo de apoyo a la transición, en un momento en el que el presidente Donald Trump, apoyado por el Partido Republicano, continúa asegurando, sin pruebas, que hubo fraude electoral, llevando la batalla de las urnas al terreno legal.

Ante la narrativa del presidente y de altos funcionarios de su gobierno, los líderes de otras grandes potencias, como México, Brasil y China aún no han felicitado a Biden, que según las proyecciones de los medios superó el umbral de los 270 votos electorales necesarios para alcanzar la presidencia tras asegurarse el pasado sábado la victoria en el estado de Pensilvania.

Según informó el equipo de Biden, en su conversación con Emmanuel Macron, el presidente francés, los políticos hablaron del interés por fortalecer los lazos entre ambas naciones y “revivir” los vínculos con la OTAN y la Unión Europea, debilitados por las críticas del gobierno Trump a ambos organismos durante su mandato.

Los mismos deseos fueron expresados por la canciller alemana, Angela Merkel, sumado a una propuesta de cooperación para afrontar la pandemia del COVID-19.

Por su parte, el primer ministro británico, Boris Johnson, quien lideró la salida de su país de la Unión Europea, repitió este martes su felicitación a Biden, que hizo pública el sábado en su cuenta de Twitter, y discutió con el líder demócrata las “prioridades conjuntas” de ambos países, como contener la pandemia, “combatir el cambio climático” y “fortalecer la democracia”.

El presidente ruso Vladimir Putin, no felicitará a Biden hasta que las demandas relacionadas con las elecciones se resuelvan, según dijo el Kremlin el lunes de acuerdo con la agencia AP.  Una postura similar tomó el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, que dijo en una rueda de prensa el sábado que esperará a que se resuelvan  los asuntos legales. “No queremos ser imprudentes”, aseguró el mandatario.

El gobierno chino también se abstuvo de celebrar el proyectado triunfo de Biden, diciendo que los resultados de las elecciones presidenciales de EE.UU serán “determinados siguiendo la ley y los procedimientos estadounidenses”.

Horas después de conocerse la lista de mandatarios con las que ha hablado Biden, el demócrata recurrió a su cuenta de Twitter para asegurar: “Cuando hablo con líderes extranjeros les digo: Estados Unidos estará de vuelta. Vamos a volver a entrar en la partida”.