Por Steve Baragona

Los expertos prevén un drástico cambio de estrategia en la lucha contra el coronavirus con la proyección del demócrata Joe Biden como presidente electo de Estados Unidos.

“Es probable que esté bien organizada, que tenga una clara comunicación y que esté basada en la ciencia. Son tres cambios muy importantes y refrescantes”, dijo Thomas Frieden, exdirector de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y director ejecutivo de la organización de salud sin fines de lucro Resolve to Save Lives.

Con casi 240.000 fallecimientos, Estados Unidos tiene la séptima tasa de muertes por coronavirus ajustada a la población en el mundo, según la Universidad Johns Hopkins.

Muchos científicos culpan al presidente Donald Trump de una débil respuesta a la pandemia.

El mandatario a restado importancia al uso de las máscaras faciales, ha promovido tratamientos no recomendados por los expertos para una infección de coronavirus, y celebró un evento que propagó el virus en la Casa Blanca.

Trump ha insistido en que el país está recuperándose de la pandemia, aunque los casos aumentan drásticamente en los estados.

Durante un acto de campaña en la Florida el mes pasado, Trump dijo: “Bajo mi liderazgo estamos preparando una vacuna segura y una recuperación rápida como nadie pudiera creer. Si ustedes observan nuestro paso ascendente, ningún país en el mundo se ha recuperado como lo hemos hecho nosotros”.

“El reto que hemos tenido es que la administración en muchos casos ha sido muy anticientífica”, dice Georges Benjamin, director ejecutivo de la Asociación Estadounidense de Salud Pública. “Y ahora vamos a tener una respuesta basada en la ciencia”.

Biden anunció que la pandemia es uno de los cuatro temas que abordará inmediatamente si es confirmado como presidente del país, junto a la recuperación económica, la igualdad racial y el cambio climático.

“El hecho de que esto es algo que se tome seriamente es muy diferente de lo que vimos durante la administración Trump, donde se evadió y donde se pensó que no era un gran problema”, dijo Amesh Adalja, un académico sénior del Centro John Hopkins para la Seguridad de la Salud.

Equipo de expertos de Biden

Biden ha escogido un equipo de expertos con conocimientos amplios y profundos de enfermedades infecciosas y salud pública.

El panel tiene tres codirectores: el doctor David Kessler, dirigió la Administración de Alimentos y Drogas bajo los presidentes George H.W. Bush y Bill Clinton, el doctor Vivek Murthy fue cirujano general de 2014 a 2017, y la doctora Marcella Nunez-Smith es una de las principales investigadoras de equidad sanitaria.

“Ellos están tratando de destacar la colocación de científicos y expertos al frente”, dijo Adriane Casalotti, jefa de asuntos de gobierno y públicos de la Asociación Nacional de Funcionarios de Salud de Ciudades y Condados.

El panel incluye también al exfuncionario de la administración Trump, Rick Bright, quien fue despedido como director de la Autoridad Biomédica de Investigaciones y Desarrollo Avanzados por supuestamente no promover la droga contra la malaria hidroxicloroquina, a la que hizo referencia el presidente Trump en repetidas ocasiones.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en WhatsAppComentariosEstados Unidos

Expertos anticipan cambios en respuesta a COVID-19 en una presidencia de Biden

Por Steve Baragona10 Noviembre 2020 02:09 PM

U.S. President-elect Joe Biden is seen making remarks on his plan to fight COVID-19 on television monitors from the White House…

Los expertos prevén un drástico cambio de estrategia en la lucha contra el coronavirus con la proyección del demócrata Joe Biden como presidente electo de Estados Unidos.

“Es probable que esté bien organizada, que tenga una clara comunicación y que esté basada en la ciencia. Son tres cambios muy importantes y refrescantes”, dijo Thomas Frieden, exdirector de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y director ejecutivo de la organización de salud sin fines de lucro Resolve to Save Lives.

Con casi 240.000 fallecimientos, Estados Unidos tiene la séptima tasa de muertes por coronavirus ajustada a la población en el mundo, según la Universidad Johns Hopkins.

Muchos científicos culpan al presidente Donald Trump de una débil respuesta a la pandemia.

El mandatario a restado importancia al uso de las máscaras faciales, ha promovido tratamientos no recomendados por los expertos para una infección de coronavirus, y celebró un evento que propagó el virus en la Casa Blanca.

Trump ha insistido en que el país está recuperándose de la pandemia, aunque los casos aumentan drásticamente en los estados.

Durante un acto de campaña en la Florida el mes pasado, Trump dijo: “Bajo mi liderazgo estamos preparando una vacuna segura y una recuperación rápida como nadie pudiera creer. Si ustedes observan nuestro paso ascendente, ningún país en el mundo se ha recuperado como lo hemos hecho nosotros”.

President-elect Joe Biden speaks at The Queen theater, Monday, Nov. 9, 2020, in Wilmington, Del. (AP Photo/Carolyn Kaster)

Biden: aprobación de vacuna contra COVID-19 debe estar guiada por la cienciaBiden: aprobación de vacuna contra COVID-19 debe estar guiada por la ciencia

“El reto que hemos tenido es que la administración en muchos casos ha sido muy anticientífica”, dice Georges Benjamin, director ejecutivo de la Asociación Estadounidense de Salud Pública. “Y ahora vamos a tener una respuesta basada en la ciencia”.

Biden anunció que la pandemia es uno de los cuatro temas que abordará inmediatamente si es confirmado como presidente del país, junto a la recuperación económica, la igualdad racial y el cambio climático.

“El hecho de que esto es algo que se tome seriamente es muy diferente de lo que vimos durante la administración Trump, donde se evadió y donde se pensó que no era un gran problema”, dijo Amesh Adalja, un académico sénior del Centro John Hopkins para la Seguridad de la Salud.

Equipo de expertos de Biden

Biden ha escogido un equipo de expertos con conocimientos amplios y profundos de enfermedades infecciosas y salud pública.

El panel tiene tres codirectores: el doctor David Kessler, dirigió la Administración de Alimentos y Drogas bajo los presidentes George H.W. Bush y Bill Clinton, el doctor Vivek Murthy fue cirujano general de 2014 a 2017, y la doctora Marcella Nunez-Smith es una de las principales investigadoras de equidad sanitaria.

“Ellos están tratando de destacar la colocación de científicos y expertos al frente”, dijo Adriane Casalotti, jefa de asuntos de gobierno y públicos de la Asociación Nacional de Funcionarios de Salud de Ciudades y Condados.

El panel incluye también al exfuncionario de la administración Trump, Rick Bright, quien fue despedido como director de la Autoridad Biomédica de Investigaciones y Desarrollo Avanzados por supuestamente no promover la droga contra la malaria hidroxicloroquina, a la que hizo referencia el presidente Trump en repetidas ocasiones.

La farcéutica Pfizer, con sede en Nueva York, suspendió su fusión con la irlandesa Allergan.

Pfizer: primeros datos indican que vacuna contra COVID-19 es efectivaPfizer: primeros datos indican que vacuna contra COVID-19 es efectiva

La droga resultó ser inefectiva contra el coronavirus en una serie de estudios, entre ellos el más reciente publicado el lunes.

Varios miembros del panel tienen experiencia en salud pública global, como el doctor Eric Goolsby, quien fue el coordinador global de EE.UU. para el sida en la administración Obama.

En una pandemia global, Casalotti dijo: “lo que necesitamos son socios para abordar la pandemia en todos los rincones”.

Miembros con experiencia de salud pública en el terreno son la doctora Julie Morita, quien Casalotti destaca que ocupó posiciones de liderazgo en el Departamento de Salud Pública de Chicago por casi dos décadas y actualmente es vicepresidenta ejecutiva de la Fundación Robert Wood Johnson.

No hay una autoridad inmediata

Como todos los comités de transición presidenciales, el panel carece de una autoridad inmediata para tomar decisiones. Los miembros trabajarán para concertar un plan que Biden implementaría si finalmente es juramentado el 20 de enero.

Durante las próximas 10 semanas, dijo, la administración Biden “tendrá todo su equipo, al que podrá asignar tareas y trabajar en el terreno”, dijo Benjamin.