Los mandatos para el uso de máscaras, distanciamiento, cierres de negocios que habían abierto, apuntan a un resurgimiento del virus alrededor del mundo.

Por Voz de América 

Los estados de Arizona, Texas y Florida juntos reportaron el miércoles cerca de 25,000 nuevos casos de coronavirus, mientras se imponían restricciones en Estados Unidos y el mundo para combatir la propagación de la pandemia, en una señal inquietante que recuerda los oscuros días de abril.

Los mandatos para usar tapaboca, cierres, controles de salud y las órdenes de cuarentena subrayaron la realidad de que los contagios continúan aumentando en algunas partes del mundo y que el regreso a la normalidad puede estar más lejos de lo que muchos líderes habían previsto hace solo unas semanas.

Alabama comenzará a requerir máscaras faciales después de que el estado reportó una pandemia de 40 muertes en un solo día. En Texas, que nuevamente estableció un récord el miércoles para nuevos casos confirmados con casi 10.800, el gobernador republicano Greg Abbott ha enfatizado cada vez más las cubiertas faciales como la forma en que el estado trata de evitar otro bloqueo, que no ha descartado.

Uno de los estados con las medidas más severas es Nueva York, donde el gobernador Andrew Cuomo agregó nuevas áreas a una lista que totaliza 22 estados cuyos visitantes deberán ponerse en cuarentena durante 14 días si visitan la región tri-estatal. Los viajeros de otros estados que llegan a los aeropuertos de Nueva York desde esos lugares enfrentan una multa de $ 2,000 y una orden de cuarentena obligatoria si no completan un formulario de rastreo.

El amplio alcance del virus ha llevado el escrutinio a las decisiones de los gobernadores. El gobernador de Oklahoma Kevin Stitt, un  republicano de primer mandato que ha respaldado uno de los planes de reapertura más agresivos del país, se convirtió en el primer gobernador de los Estados Unidos en anunciar que había dado positivo por COVID-19. Planea pasar la cuarentena en casa.

Florida rompió la barrera de los 300,000 casos confirmados el miércoles, reportando 10,181 nuevos, mientras su tasa de mortalidad promedio diaria continúa aumentando. Las principales ciudades de Florida han impuesto reglas de uso de máscara, pero el gobernador Ron DeSantis se ha negado a emitir una orden estatal, argumentando que es mejor decidirlas y hacerlas cumplir localmente.

Aún así, el martes el gobernador usó una máscara mientras hablaba públicamente por primera vez, en una conferencia de prensa en una mesa redonda con los alcaldes del condado de Miami-Dade.

Florida Gov. Ron DeSantis speaks during a roundtable discussion with Miami-Dade County mayors during the coronavirus pandemic,…
El gobernador de Florida, Ron DeSantis, en rueda de prensa con los alcaldes de Miami-Dade sobre la pandemia del coronavirus. Julio 1 de 2020.

“Hemos batido récords de un solo día varias veces esta semana y no hay nada al respecto que diga que estamos doblando la esquina o viendo luz al final del túnel. No veo eso en los números”, dijo el doctor Nicholas Namias, jefe de traumatología y cuidados críticos quirúrgicos en el Jackson Memorial Hospital.

El médico señaló que la disminución del número de camas disponibles estaba creando problemas en el centro médico de Miami. “Estamos llegando al punto en que va a estar lleno. Tenemos un estancamiento y no podremos llevar pacientes y simplemente serán apilados en las salas de emergencias “, dijo Namias.

Walmart requiere uso de máscaras

Las empresas también impusieron sus propias restricciones, ya que Walmart se convirtió en el minorista más grande de EE.UU. en exigir a los clientes que se pongan máscaras sanitarias en todas sus tiendas y y las del mayorista de su propiedad Sam’s Club.

Los destinos de recreación y entretenimiento consideran cómo y cuándo volver a reabrir los negocios.

Los organizadores cancelaron el Desfile de las Rosas de 2021 en Pasadena, California, debido al impacto de la pandemia en la planificación a largo plazo para la tradición del Año Nuevo, dijo el miércoles la Asociación del Torneo de las Rosas. Pero Disney World siguió adelante con la apertura de sus parques temáticos de Florida que comenzó el fin de semana pasado, dando la bienvenida a los visitantes de Epcot y Hollywood Studios, a pesar del aumento de casos en el estado.

A chain-link fence lock is seen on a gate at a closed Ranchito Elementary School in the San Fernando Valley section of Los…
La puerta de la escuela Ranchito Elementary en el Valle de San Fernando en Los Ángeles cerrada con cadena el lunes 13 de julio de 2020, en medio del aumento de casos de coronavirus.

Mientras las escuelas contemplan cómo realizar clases de manera segura, al menos tres docenas de estudiantes de secundaria en el norte de Illinois dieron positivo al coronavirus después de que algunos que asistieron a campamentos deportivos de verano mostraron síntomas de la enfermedad. Mientras tanto, en Carolina del Sur, los líderes electos unieron fuerzas para exigir que las escuelas abran cinco días a la semana para recibir instrucción en persona.

Otros países impusieron cierres e implementaron nuevos controles de salud en sus fronteras.

Disminuye turismo

Todos los viajeros que llegaron a Grecia desde una frontera terrestre con Bulgaria debían llevar resultados negativos de la prueba de coronavirus emitidos en las 72 horas anteriores. Las nuevas reglas, que siguen a un aumento en los casos de COVID-19 relacionados con el turismo, desencadenaron una caída inmediata en las llegadas en comparación con los últimos días.

El tráfico en el cruce se redujo a la mitad, dijeron las autoridades, pero los tiempos de espera aún eran largos y una línea de automóviles y camiones tenía más de 500 metros (1.640 pies) de largo a medida que aumentaba el número de pruebas realizadas por equipos médicos en la frontera.

Gergana Chaprazova, de 51 años, de Plovdiv, en el sur de Bulgaria, planeaba visitar la ciudad costera griega de Kavala con su esposo, y se quejó de que estaba siendo examinada nuevamente.

“Tengo que esperar una prueba pero [ya] tengo una prueba de Bulgaria. No entiendo por qué debo hacerme una prueba aquí “, dijo a The Associated Press.

A health worker wearing protective gear takes swab samples from a tourist to test for the coronavirus, at Promahonas border…
Un funcionario de salud hace una prueba de Covid a un turista en el cruce de Promahonas, en la frontera de Grecia con Bulgaria, el único cruce por tierra entre ambos países que estaba abierto el 6 de julio de 2020.

Los acontecimientos se produjeron cuando se confirmaron más de 13 millones de casos de coronavirus en todo el mundo, con más de 578,000 muertes, según la Universidad Johns Hopkins. Se cree que los números reales son mucho más altos por varias razones, incluidas las pruebas limitadas.

Rumania, citando el creciente número de infecciones, anunció una extensión de 30 días para un estado de alerta nacional. Y los residentes de la segunda ciudad más grande de Australia, Melbourne, fueron advertidos el miércoles de cumplir con las regulaciones de cierre o enfrentar restricciones más estrictas. Los 5 millones de habitantes de Melbourne y parte del entorno semirural de la ciudad llevan una semana en un segundo confinamiento de seis semanas para contener un nuevo brote allí.

“El tiempo de advertencias, el tiempo de reducir la holgura de las personas, ha terminado”, dijo el primer ministro del estado de Victoria, Daniel Andrews. “Estamos está en una posición muy seria y mortal”.

Medidas serbias

En Serbia, que se vio afectada por un aumento en las infecciones y las protestas antigubernamentales, un equipo de crisis del gobierno amplió la prohibición de reuniones de más de 10 personas desde Belgrado a todo el país. Las máscaras también se hicieron obligatorias en espacios públicos donde no hay oportunidad de distanciamiento de 6 pies (1,8 metros), como en tiendas y estaciones de autobuses.

Después de un aumento en las infecciones diarias que comenzó el mes pasado, Israel se movió la semana pasada para volver a imponer restricciones, cerrar espacios para eventos, shows en vivo, bares y clubes. Ha impuesto bloqueos en áreas con altas tasas de infección, lo que en algunos casos provocó protestas de los residentes.

Las autoridades advirtieron que si los números de casos no se reducen en los próximos días, Israel no tendrá más remedio que cerrar todo el país nuevamente, como lo hizo en la primavera.

Sudáfrica ya está mostrando signos de estar abrumada por la pandemia, una perspectiva ominosa para el resto del continente de 1.300 millones de personas.

Esta semana se volvió a prohibir la venta de alcohol y a imponer un toque de queda nocturno para reducir el volumen de pacientes con traumatismos a los hospitales que luchan por hacer frente a la afluencia de pacientes con COVID-19.

Uno de os resultados fue más dolor económico en un país que ya tiene una tasa de desempleo del 30%.

“Este regreso a la prohibición de las bebidas alcohólicas está causando estragos en el negocio de los restaurantes, y está causando que la gente pierda sus empleos”, dijo Gerald Elliot, propietario de un popular restaurante de Johannesburgo, Ba Pita, que cerró debido a las restricciones, con una pérdida. de 28 empleos.