By Orlando Torricelli

El mismo día en los Estados Unidos batió su récord, acercándose a los dos mil muertos por coronavirus, el presidente Donald Trump arremetió contra la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el marco de su Asamblea anual, culpándola por su gestión de la pandemia y amenazando con suspender su contribución.RFI conversó con Germán Velasquez, ex director del programa de medicamentos a nivel mundial de la OMS, y experto en salud y desarrollo de “South Center,” think tank basado en Ginebra. 

RFI: ¿Cómo interpretaría usted las amenazas blandidas por Donald Trump, de retirar su contribución, e incluso retirarse de la OMS ?

Germán Velasquez: La lectura que yo haría es muy simple, es otra “payasada” de este señor, que cae en un momento en que es vergonzoso que haya estas amenazas, cuando el planeta entero está en peligro grave. No creo que los Estados Unidos vayan a retirarse, y si acaso lo hicieran, sería la mejor noticia que podría tener la OMS. Porque su problema no es financiero, no son los 400 millones de dólares que da Trump o el gobierno estadounidense, es un problema de poder e independencia. Si no hay independencia, la OMS no puede actuar en la forma en que debería hacerlo, y no lo está haciendo desde hace 20 años o más, justamente porque está totalmente manipulada y censurada por los Estados Unidos.

RFI: Sin embargo algunos reproches que se le han hecho a la OMS, como la ausencia de una respuesta coordinada y global frente a la pandemia, ¿tal vez son pertinentes?

Germán Velasquez: Creo que sí, y por eso ayer, varios países incluida China, pidieron que se hiciera después de la pandemia, -no vamos a ponernos ahora a criticar a la OMS-, que se haga una evaluación sobre cómo se actuó y qué sucedió. Creo que hubo atraso, pero en el mes de enero, ni la China, ni la OMS, ni usted ni yo, sabíamos que esto iba a ser tan grave. Probablemente hubo atraso sobre lo que estaba pasando, porque tal vez no se veía cual era la gravedad de lo que se nos venía encima.

RFI: ¿Es que este enfrentamiento entre Washington y Beijing no puede hacer peligrar la posibilidad de implementar una gobernanza global en materia sanitaria?

Germán Velasquez: Sí, lo que pasa es que la oposición no es entre Washington y Beijing, la oposición es entre Washington y el resto del mundo. Ayer hablaron mas de 60 países, incluidos Macron, Angela Merkel, y por lo menos 50 ministros de Salud del mundo entero y todos respaldaron a la OMS y querían reforzarla. Hubo una intervención sorprendente para todo el mundo: la de la presidenta de la Confederación Suiza, -que habló en primer lugar como país sede de la OMS-, diciendo que no se podía tener una agencia donde el 80% del financiamiento fueran fondos voluntarios y privados. Que hay que tener una agencia fuerte, financiada con fondos públicos. Esa es la respuesta al señor Trump, porque los fondos que da el señor Trump no son contribuciones regulares, sino fondos voluntarios que ellos dan para poder exigir en que se gastan, fijando así las prioridades de la agencia.