Mientras, ya hay más de 80,000 personas muertas por el COVID-19, según los últimos datos de la Universidad de Johns Hopkins

Washington – El número de personas contagiadas por el coronavirus en Estados Unidos superó este sábado los 300,000, con más de 8,000 muertos en todo el país, según los últimos datos de la Universidad de Johns Hopkins.

De esta forma, el recuento de la citada universidad confirmó que Estados Unidos más que duplica en número a España, el segundo país con más casos de coronavirus del mundo, con 124,736 contagios y 11,744 muertes hasta este sábado.

A Estados Unidos y España les sigue Italia, que acumula 124,632 contagios y sigue teniendo el récord mundial de muertes por la enfermedad, con 15,632 fallecidos.

Estados Unidos rebasó la barrera de los 300,000 contagios al registrar en concreto 300,915, de los cuales 8.162 han fallecido, de acuerdo con el recuento del Centro de Sistemas, Ciencia e Ingeniería (CSSE) de Johns Hopkins.

El número de personas infectadas en Estados Unidos se ha duplicado en solo cinco días, ya que el pasado lunes el país superó los 150,000 casos y el miércoles sobrepasó los 200,000, según Johns Hopkins, cuyo mapamundi del coronavirus se ha convertido en una fuente de referencia ante la lentitud de actualización de los datos oficiales.

Casi un cuarto de las muertes se han registrado en la ciudad de Nueva York, con al menos 1,905 fallecidos, y con otros 1,202 muertos en el mismo estado, según la universidad, cuyos datos son algo inferiores a los ofrecidos este sábado por el gobernador Andrew Cuomo, que confirmó 3,565 decesos en todo el territorio.

En el resto del país, la cifra de decesos por localidad sigue siendo baja en comparación con Nueva York, con 223 muertos en el condado donde está Detroit (Michigan) y 188 en el de Seattle (Washington).

Cuomo dijo este sábado que espera que el pico de la curva de contagios en Nueva York, que supondrá “el mayor reto para el sistema de salud”, tenga lugar en los próximos siete días.

En el mejor de los casos, la Casa Blanca augura que el coronavirus podría dejar entre 100.000 y 240.000 muertos incluso con las medidas de contención que se han implementado, y ha avisado de que la cifra puede llegar a entre 1,5 y 2,2 millones si no se hace nada para combatir el virus.

De momento, 42 de los 50 estados del país, además de Puerto Rico, el Distrito de Columbia y varias otras ciudades y condados han emitido decretos para urgir a sus ciudadanos a quedarse en casa, lo que supone que más del 90 % de la población estadounidense (unos 328 millones de personas) se encuentra recluida.

Este martes, el presidente Donald Trump avisó a la nación de que las próximas dos semanas serán “muy dolorosas” debido a la expansión de la enfermedad, y recomendó mantener las medidas de contención al menos hasta el 30 de abril.