VOA News by Antoni Belchi

Una iglesia de Miami ofrece a sus feligreses la posibilidad de confesarse desde el auto, una fórmula para evitar los contagios del coronavirus ante la grave crisis de salud en Estados Unidos.MIAMI, FLORIDA — 

La crisis sanitaria a raíz del brote del coronavirus ha despertado el ingenio de muchos para seguir intentando llevar una vida más o menos normal y siempre respetando las indicaciones de los funcionarios de salud.

Las iglesias no se han quedado atrás. Las misas están suspendidas hasta nuevo aviso y algunos sacramentos, como la comunión o la confesión, tampoco se realizan. ¿Por qué? La normativa actual obliga a dejar un espacio de seguridad de, por lo menos, 6 pies (casi 2 metros) entre persona y persona, por lo que resulta imposible llevarlos a cabo.

El domingo, el gobierno estadounidense indicó extender el distanciamiento por un mes más, hasta el 30 de abril, en momentos en que el epicentro de la pandemia se ha desplazado a Estados Unidos y autoridades de salud han dicho que podrían morir a causa de la COVID-19 entre 100.000 y 200.000 personas.