VOA News

El líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, se encuentra en Bogotá, Colombia, en lo que medios internacionales indican que podría ser el inicio de una gira internacional.

El presidente colombiano, Ivan Duque, dijo en Twitter que se reuniría con Guaidó el domingo por la tarde y que Guaidó asistiría el lunes a la Cumbre Hemisférica de Lucha contra el terrorismo, en la que se espera participe el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo.

Según Reuters, dos personas cercanas a Guaidó confirmaron que el secretario Pompeo y el presidente encargado de Venezuela se reunirán el lunes en la capital colombiana.

Los portavoces de Guaidó y el Departamento de Estado de EE.UU. no han comentado la noticia.

Guaidó no ha salido de Venezuela desde febrero, cuando desafió la prohibición de viajar impuesta por la corte y viajó a la vecina Colombia para organizar un esfuerzo respaldado por Estados Unidos para transportar cargamentos de ayuda a través de la frontera, que fue bloqueado por tropas leales al presidente Nicolás Maduro.

Estados Unidos, junto con otras 50 naciones, ha reconocido a Guaidó como el legítimo jefe de Estado de Venezuela desde enero pasado cuando invocó la constitución como jefe del Congreso y declaró a Maduro un usurpador.

Pero un año después de que Maduro permanezca en el poder, a pesar de una campaña estadounidense para cortar las fuentes de financiamiento de su gobierno mediante la imposición de sanciones al sector petrolero vital de Venezuela, y los intentos de Guaidó de alentar a los militares a rebelarse.

A principios de este mes, el gobernante Partido Socialista de Venezuela tomó el control de la Asamblea Nacional y juramentó a un político aliado que desertó de la oposición. Los legisladores de oposición votaron a Guaidó por un segundo mandato como jefe del Congreso en una sesión separada.

En ese momento, Pompeo felicitó a Guaidó por su reelección y condenó “los esfuerzos fallidos del antiguo régimen de Maduro para negar la voluntad de la Asamblea Nacional elegida democráticamente”.

Maduro acusa a Guaidó de ser un títere golpista controlado por la Casa Blanca. En una entrevista publicada por el Washington Post el sábado, Maduro dijo que la administración Trump había subestimado su poder de permanencia y que “no le importaban” las sanciones.

Con información de Reuters y NTN24