El incidente ocurrió el lunes por la noche en A&M International Auto Parts en la Huntington Avenue, al lado de la Ruta 10 cerca de la línea de la ciudad de Cranston.

El propietario del negocio, Amado Velázquez, dijo que se sorprendió cuando recibió una llamada telefónica de su amigo, informándole que un auto se estrelló en su edificio dejando un enorme agujero.

El edificio ha sido considerado inseguro por un inspector de la ciudad.

El negocio estaba cerrado y no había nadie dentro cuando el auto chocó contra el edificio.