VOA NEWS

El presidente Donald Trump afirmó el miércoles su privilegio ejecutivo sobre el informe del abogado especial Robert Mueller y sus investigaciones subyacentes, intensificando una batalla con los demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes.

La medida, anunciada por el Departamento de Justicia en una carta dirigida al presidente del comité, Jerrold Nadler, se produjo apenas unos minutos antes de que el panel estuviera a punto de votar para declarar en desacato al fiscal general William Barr por desafiar una citación del Congreso para entregar el informe completo.

El privilegio ejecutivo es un derecho reclamado por los presidentes para retener información sobre las deliberaciones internas del poder ejecutivo de otras ramas del gobierno.

Los demócratas condenaron la acción de la Casa Blanca.

“Además de aplicar erróneamente la doctrina del privilegio ejecutivo, ya que la Casa Blanca renunció a estos privilegios hace mucho tiempo y el Departamento (de Justicia) parecía abierto a compartir estos materiales con nosotros justo ayer, esta decisión representa una clara escalada en el desafío general del gobierno de Trump a la constitucionalidad de los deberes obligatorios del Congreso”, dijo el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerrold Nadler.