FOTO: El arresto de Jualian Assange sigue a las denuncias de WikiLeaks acerca de lo que llaman “una extensa operación de espionaje” en su contra en la embajada ecuatoriana en Londres, donde ha vivido bajo asilo desde 2012.

Voz de América 

Fiscales de Estados Unidos dijeron el jueves que presentaron cargos por conspiración contra Julian Assange, el fundador del sitio web WikiLeaks, por tratar de acceder a una computadora del gobierno estadounidense que contenía información clasificada.

La acusación lo vincula con la exanalista de inteligencia del Ejército estadounidense Chelsea Manning en 2010.

Assange enfrenta una pena máxima de cinco años en prisión, dijo el Departamento de Justicia de Estados Unidos en un comunicado.

La acusación de Estados Unidos llega tras el arresto de Assange. Fue detenido en la embajada de Ecuador en la capital británica. Gran Bretaña sostiene que respondió aun pedido de extradición de Estados Unidos, además de una supuesta violación de las reglas locales sobre la libertad bajo fianza.

Un corte inglesa lo encontró culpable el jueves de violar en 2012 los términos de su libertad condicional luego de una orden de extradición a Suecia por acusaciones de violación.

Assange, quien se declaró no culpable, conocerá su sentencia en una fecha posterior. Enfrenta una pena máxima de 12 meses de cárcel por la ofensa.

Se le había visto entrar más temprano el jueves a la corte británica, donde saludó a sus seguidores que repletaron los alrededores del Tribunal de Westminster. Les hizo la señal del pulgar hacia arriba. Medios reportaron que luego se sentó sereno a la espera de sus abogados. Vestía traje negro y camisa sin cuello y leía un libro de Gore Vidal.

Julian Assange es visto por unos como un héroe por exponer lo que sus simpatizantes ven como abuso de poder por parte de los estados modernos y por defender la libertad de expresión. Otros lo aborrecen y ven como un rebelde peligroso que ha socavado la seguridad de Estados Unidos.
Julian Assange es visto por unos como un héroe por exponer lo que sus simpatizantes ven como abuso de poder por parte de los estados modernos y por defender la libertad de expresión. Otros lo aborrecen y ven como un rebelde peligroso que ha socavado la seguridad de Estados Unidos.

El fundador de WikiLeaks pidió asilo en la embajada ecuatoriana en Londres en 2012 tras ser liberado bajo fianza mientras enfrentaba la extradición a Suecia donde se le denunció por asalto sexual. Desde entonces se retiró la denuncia, pero se solicitaba su arresto por violar las condiciones de fianza.

“Julian Assange, de 47 años, hoy, jueves 11 de abril, fue arrestado por agentes del Servicio de la Policía Metropolitana (MPS) en la embajada de Ecuador”, informó la policía.

Las autoridades dijeron que arrestaron a Assange después de haber sido “convocados a la embajada por el embajador, luego de que el gobierno ecuatoriano retiró el asilo”. Fue trasladado a una estación de policía del centro de Londres y será llevado ante el Tribunal de Magistrados de Westminster, dijo la policía.

El arresto se produce un día después de que el editor jefe de WikiLeaks dijo que el grupo ha “descubierto una extensa operación de espionaje contra Julian Assange” en la embajada ecuatoriana en Londres, lo que fue comparado con la película “The Truman Show.”

En una conferencia de prensa en la capital británica, Kristinn Hrafnsson, dijo que la vigilancia del fundador de WikiLeaks incluía grabaciones de audio y video de varios registradores dentro de la embajada, incluidas imágenes de un examen médico de Assange, así como reuniones y documentos legales.

También afirmó que la “expulsión” de Assange de la sede diplomática podría producirse en cualquier momento.

Lea: Julian Assange es espiado en la embajada ecuatoriana: WikiLeaks.

Las acusaciones del miércoles aumentaron la guerra de palabras entre las autoridades ecuatorianas y WikiLeaks, que afirma que ha habido un esfuerzo creciente para expulsar a Assange de la embajada, con el objetivo de que sea extraditado a Estados Unidos.

Ecuador suspende ciudadanía a Assange

El ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador informó el jueves que el país suspendió la ciudadanía y el asilo diplomático a Assange.

Fuentes de la cancillería dijeron a medios que Assange y WikiLeaks han intervenido en asuntos ecuatorianos. La denuncia incluyó a dos hackers rusos cercanos a él que viven en Ecuador.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, Jeremy Hunt, dijo que “lo que hemos visto hoy es que nadie está por encima de la ley”

“Julián Assange no es un héroe, se ha ocultado de la verdad durante años y años y es correcto que su futuro se decida en el sistema de justicia británico”, indicó Hunt.

El portavoz del Kremlin Dmitry Peskov, respondiendo el jueves a una pregunta sobre el arresto del fundador de WikiLeaks en Londres, dijo que Moscú espera que no se violen sus derechos.

El excontratista de seguridad, Edward Snowden, que filtró información confidencial sobre los programas de vigilancia del gobierno estadounidense, dijo que el arresto de Assange es un golpe a la libertad de prensa.

“Las imágenes del embajador ecuatoriano invitando a la policía secreta del Reino Unido a entrar a la embajada para sacar por la fuerza al editor periodístico galardonado _les guste o no_ irán a los libros de historia”, tuiteó Snowden.

“Aunque lo aplaudan los detractores de Assange, ésta es una hora negra para la libertad de prensa”.

Snowden fue acusado por EE.UU. en 2013 de violar la ley sobre espionaje. Rusia le otorgó asilo, que se ha extendido al menos hasta 2020.

El expresidente de Ecuador Rafael Correa, en cuyo gobierno le fue concedido el asilo a Assange, catalogó de “canallada” la acción del gobierno ecuatoriano.

Correa también calificó la entrega de Assange a la policía inglesa de “traición” y “cobardía”.

“Decisión soberana, bonita etiqueta para la traición, la entrada de policía extranjera en nuestra Embajada, y la entrega de un ciudadano ecuatoriano. ¡Pocas veces se ha visto tanta cobardía y miseria humana! La historia será implacable con los culpables de algo tan atroz”, escribió en Twitter el exmandatario.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, también condenó la detención de Assange.

La advertencia de abogado de Assange

Un abogado de Assange dijo que los periodistas de todo el mundo deberían estar preocupados por los cargos de Estados Unidos que acusaron a Assange de conspirar con la exanalista de inteligencia del Ejército estadounidese.

“Las acusaciones de hecho contra Assange se reducen a alentar a una fuente para que le brinde información y el esfuerzo por proteger la identidad de esa fuente”, dijo el abogado Barry Pollack.

“Los periodistas de todo el mundo deberían estar profundamente preocupados por estos cargos criminales sin precedentes”, dijo a medios.

Assange y su vínculo con Ecuador

Assange se refugió en la embajada ecuatoriana en Londres en 2012 para evitar ser extraditado a Suecia, donde las autoridades querían interrogarlo dentro de una investigación de agresión sexual. La pesquisa se desechó posteriormente.

La relación de Assange con sus anfitriones se arruinó después de que Ecuador lo acusó de filtrar información sobre la vida personal del presidente Lenín Moreno. El mandatario había dicho previamente que Assange había violado los términos de su asilo.

“Ecuador soberanamente da por finalizado el asilo diplomático otorgado al señor Assange (…)”, dijo Moreno en un video publicado en Twitter. “Violó reiteradamente disposiciones expresas de las convenciones sobre asilo diplomático de La Habana y de Caracas (…), violó particularmente la norma de no intervenir en asuntos de otros estados”.

Moreno dijo que había pedido a Gran Bretaña que garantizara que Assange no sería extraditado a un país donde podría enfrentar la tortura o la pena de muerte y que el gobierno británico lo había confirmado por escrito.

Un video divulgado por Moreno en su cuenta de Twitter explica y reitera los argumentos de su gobierno en este caso.

Sobre Assange se vierten en el mundo opiniones totalmente opuestas, desde los que lo catalogan de héroe por exponer lo que sus simpatizantes ven como abuso de poder por parte de los estados modernos y por defender la libertad de expresión, hasta los que lo aborrecen y ven como un rebelde peligroso que ha socavado la seguridad de Estados Unidos.